Cómo hacer para volverse inmune

Cómo hacer para volverse inmune

Gracias al sistema inmunitario el organismo posee un escudo de defensas naturales para luchar contra los ataques bacterianos y virales.  En invierno y primavera la recurrencia de estados gripales e inflamaciones en las vías respiratorias son resultado de un sistema inmunológico deficiente.

Los hábitos saludables pueden ayudarnos a reforzar nuestras defensas garantizando una alimentación saludable, evitar fumar, protegernos de la contaminación ambiental y del estrés, dormir bien y realizar actividad física.

Existen varios alimentos que son muy benéficos para el sistema respiratorio. Verás que fácil podemos contribuir a fortalecer el sistema inmunológico mediante la incorporación de alimentos saludables que colaboran con su correcto y normal funcionamiento.

¿Cómo hacer para volverse inmune por medio de la alimentación?

Incorporaremos diversos alimentos a nuestra dieta para contribuir a nuestras defensas naturales:

  • Ajo: es antitusivo (previene la tos), mucolítico y expectorante. Se aconseja consumirlo crudo o el agua de su macerado. Potente bactericida natural.
  • Cebolla: expectorante que alivia la congestión pulmonar, calma la tos y desinfecta las mucosas. Potente bactericida natural.
  • Cítricos: son especialmente ricos en vitamina C, aporta anti-oxidantes y ácido fólico. Los más benéficos son la naranja, el limón, la acerola, el kiwi y la granada.
  • Vegetales: poseen acción demulcente (efecto protector y suavizante de las mucosas irritadas) y grandes contenidos de ácido fólico fundamental para fijar hierro. Se recomiendan consumir espinacas, acelgas, perejil, eneldo, laurel.
  • Alimentos ricos en betacarotenos: favorecen la regeneración de la mucosa respiratoria y evitan la invasión bacteriana. Éstos son las zanahorias, naranjas, calabaza, melón, brócoli.
  • Legumbres: son ricos en antioxidantes por lo que actúan como anti-gripales naturales reduciendo las toxinas que provocan la infección. Éstos son las lentejas, garbanzos, arvejas, porotos, etc.
  • Pescado: es rico en un mineral que ayuda a los glóbulos blancos a erradicar el virus de la gripe. Muchos de ellos son ricos en omega-3 que ayuda a reducir la inflamación pulmonar y a proteger los pulmones de infecciones respiratorias.
  • Zinc: es un mineral que ayuda a la regeneración de la mucosa respiratoria aumentando la capacidad defensiva. Entre los alimentos que contienen zinc destacamos las ostras, los cereales integrales, la lecitina de soja, la levadura de cerveza, la yema de huevo, carne de cordero, el hígado, las sardinas y mariscos, entre otros.

¡Anímate a incorporar nuevos alimentos a tu dieta y verás muy pronto los resultados! Si quieres conocer más acerca de cómo prevenir enfermedades mediante la correcta alimentación ingresa AQUÍ.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *