La revolución de mayo

El 25 de mayo de 1810, los burgueses de Buenos Aires destituyen al virrey de España Baltasar Hidalgo de Cisneros, quién representaba a José Bonaparte, rey impuesto por Napoleón Bonaparte. Lo sustituye una junta destinada a gobernar la colonia; en el mismo año, en toda América Latina se suscitan revueltas contra la metrópolis.

La revolución de mayo

Remembrando la revolución de mayo (1810), el 25 del mismo mes,  este día se conmemora la declaración de independencia en Argentina. Sin embargo, es justamente el 9 de julio de 1816 que el país adquiere su independencia, al conformar las Provincias Unidas del río de la Plata.

El Río de la Plata, ubicado en la punta del continente americano, había sido ocupado por los españoles desde el siglo XVI. No obstante, esta región estaba apenas poblada por algunos indios, y desprovista de las riquezas mineras, lo cual poco interesaba a Madrid; por lo que la dejó al abandono.

En 1776, con el propósito de resistir la presión portuguesa proveniente de Brasil, los españoles deciden fundar un virreinato en Buenos Aires; siempre impidiendo y frenando el desarrollo económico de la colonia, a través de la imposición de un pacto colonia, el cual, prohibía a los habitantes comerciar con cualquiera que no viniera de la colonia.

En 1808, las tropas de Napoleón Bonaparte ocupan España, y la dinastía de los Borbones es depuesta en medio de revueltas del pueblo español. En Buenos Aires, las élites criollas, que habían tomado consciencia de su capacidad militar; luego de haber resistido el bloqueo económico de 1806 contra los ingleses, organizan metódicamente la toma del poder. La instauración de la junta que deja sin efecto el mandato del virrey Hidalgo, se materializa en la semana que va desde el 18 al 25 de mayo; y es en fin, lo que conocemos como la revolución de mayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *