Fin del Mundo 2012, 21 de diciembre de 2012 – Profecías Mayas 2012

Desde hace varios años, muchos esperan el 21 de diciembre de 2012, ya que para muchos, será el fin del mundo. Todo esto se debe a las predicciones o profecías mayas y su calendario maya, el cual marca el final el 21 de diciembre del corriente año.

Calendario Maya

Se han abierto toda clase de debates sobre el tema por diversos motivos, y obviamente diversos representantes de la civilización maya han salido a dar sus explicaciones. Ellos explican que no habrá ningún final, ya que el calendario termina pero recomienza. Pero pronostican cambios internos en las personas, cambios que más adelante les detallamos.

Como podrás ver en la siguiente información, todo lo que pronostican es verídico. Es verdad que la humanidad viene experimentando grandes cambios desde el año 1999, en lo que muchos han denominado la “modernidad líquida“. Época en la que después con el gran avance en las comunicaciones móviles, el incremento del uso de Internet y las redes sociales, las personas venimos experimentando cambios que por cierto no son positivos. Vivimos en una sociedad más que acelerada en donde el tiempo nunca nos alcanza. Queremos levantarnos de inmediato por lo que no descansamos correctamente. Lo mismo sucede con la alimentación, la cual es deplorable. Las relaciones sociales pasaron a ver virtuales. Lo jóvenes tienen otro concepto de las relaciones. Todos los proyectos pasan por la PC, el mundo real se ha dejado de lado. Estas son solo algunos de los cambios más notorios que podemos remarcar. Sabemos que no son buenos y que así no se puede seguir, o de lo contrario la humanidad va en decadencia. En algún momento tendrá que volver a la normalidad, pero eso puede llevar años.

Profecías Mayas sobre el 21-12-2012

Según los mayas, lo que sucede el 21/12/2012 es el cierre de un ciclo, donde el odio y materialismo terminará el sábado 22/12/2012 y con ello el final del miedo.
En este día la humanidad tendrá que escoger entre desparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo y tomando conciencia que todo está vivo y que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz.

La primer profecía maya nos dice que a partir de 1999 nos quedan 13 años, para realizar los cambios de conciencia y actitud para desviarnos del camino de destrucción por el que avanzamos, hacia uno que abra nuestra conciencia y nuestra mente para integrarnos con todo lo que existe.
Los Mayas sabían que nuestro sol es un ser vivo que respira y cada cierto tiempo se sincroniza con el enorme organismo en el que existe, al recibir un chispazo de luz del centro de la galaxia brilla mas intensamente, produciendo en la superficie lo que nuestros científicos llaman erupciones solares y cambios magnéticos.

Los Mayas dicen que esto sucede cada 5125 años, que la tierra se ve afectada por los cambios en el sol mediante un desplazamiento de su eje de rotación, y predijeron que a partir de ese movimiento se producirían grandes cataclismos.

Para los Mayas los procesos universales como la respiración de la galaxia son cíclicos y nunca cambian, lo que cambia es la conciencia del hombre que pasa a través de ellos.

Los Mayas predijeron que el sábado 22 de diciembre del 2012 el sol al recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia cambiará su polarización y producirá una gigantesca llamarada radiante.

Por ello la humanidad deberá estar preparada para atravesar la puerta galactica que nos dejaron los Mayas, transformando a la civilización actual basada en el miedo en una vibración mucho más alta de armonía, solo de manera individual se puede atravesar la puerta que permite evitar el gran cataclismo que sufrirá el planeta para dar comienzo a una nueva era, en un sexto ciclo del sol.

Período de 20 años desde el 1992 al 2012:

La profecía Maya nos habla del tiempo, del No Tiempo, un período de 20 años que empezó en 1992 y que termina en el 2012, donde la humanidad entraría en el último período de grandes aprendizajes, grandes cambios.

Asimismo anunciaron que siete años después del comienzo de este período comenzaría una época de oscuridad que nos enfrentaría a todos con nuestra propia conducta, dijeron que las palabras de sus sacerdotes serían escuchadas por todos nosotros como una guía para despertar.

Los Mayas llaman a ésta época como “el tiempo que la humanidad entrará al gran salón de los espejos”, una época de cambios para enfrentar al hombre consigo mismo para hacer que entre al gran salón de los espejos y se mire, y analice su comportamiento con él mismo, con los demás, con la naturaleza y con el planeta donde vive.

Una época para que toda la humanidad por decisión consciente cada uno de nosotros decida cambiar, eliminar el miedo y la falta de respeto de todas nuestras relaciones.

Conclusión:
A poco tiempo del cierre de ciclo la situación del planeta y los seres que lo habitamos está un poco complicada. Desde los diferentes sucesos que venimos viviendo en los últimos tiempos con los movimientos del planeta como ser las grandes inundaciones, Tsunamis, erupciones de volcanes, terremotos, grandes muertes en masa de animales y seres humanos, etc, hasta la excesiva agresión y violencia que estamos atravesando como raza humana. No se puede evitar lo inevitable, hay cosas que no dependen de nosotros pero muchas otras sí, entonces trabajemos en las que sí dependen de nosotros. Respecto al 21-12-2012 tengamos presente que los Mayas se refieren a un cierre de ciclo, es el fin de un ciclo y principio de otro, lo cual es diferente a un fin del mundo.

Los Mayas dijeron: “el tiempo que la humanidad entrará al gran salón de los espejos”, una época de cambios para enfrentar al hombre consigo mismo para hacer que entre al gran salón de los espejos y se mire, y analice su comportamiento con él mismo, con los demás, con la naturaleza y con el planeta donde vive.

Una época para que toda la humanidad por decisión consciente cada uno de nosotros decida cambiar, eliminar el miedo y la falta de respeto de todas nuestras relaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *