Cómo eliminar deseo de control

Cómo eliminar deseo de control

En este artículo vamos a tratar de que reflexiones y al menos sepas cómo eliminar deseo de control de una forma introspectiva.

Es habitual que cuando no sabemos cómo manejarnos ante una situación tratamos de controlarla casi automáticamente. Esto es así en realidad porque tenemos muchos miedos y temores que no precisamente, no podemos controlar, y frente a los cuales nos construimos una zona de confort. Esta es una zona dentro de nosotros mismos donde nos sentimos más cómodos y seguros de comportarnos como nosotros elegimos hacerlo.

 

 Cómo eliminar deseo de control, un análisis introspectivo y una solución eficaz

 

Lo primero que debes comprender profundamente es que necesariamente el deseo de control lleva a una situación de molestia o enojo. Esto es así porque nunca las cosas suceden como uno/a lo planea. La realidad siempre tiene aspectos que pasamos por alto cuando pensamos una situación, ¡y esto se incrementa cuando se trata de otras personas o la situación en si involucra a otros!

Una persona es un mundo, un mundo al que no podemos llegar a conocer al %100 jamás, y que a veces puede lograrse ese mismo objetivo por esa misma persona a sí misma. Esto conduce a una reflexión lógica: No puedes predecir cómo va a reaccionar una o más personas y, aunque puedas hacerlo porque ya la has observado bien, todo está en un permanente devenir o constante cambio, con lo que nada permanece durante mucho tiempo de una misma manera. De hecho, cualquier forma es mutable a lo largo (o corto, porque a veces el cambio puede ser abrupto) del tiempo. Con lo que, ante cualquier cambio, todo tu perfecto y maravilloso (y sobre todo estático) plan, se cae a pedazos frente a tus narices, generándote como mínimo enojo. Todo tu esquema acaba de romperse, ¡cómo no vas a sentirte enojado/a!

Entonces debes tener otro tipo de manera de manejarte, pues esta siempre indefectiblemente se dirige al fracaso.

Lo único que puedes, y es bueno que lo hagas, controlar es a tus ganas de controlar a otros. Estas ganas de controlar vienen de tus miedos. Trabaja tus miedos y sé libre, y deja ser libres a los demás.

Es un orden que tu vida tiene que poder experimentar.

Este link te va a resultar muy útil.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *